París de noche

Hacedme un hueco en el mundo.

Ya van quedando menos posts de París, pero aún queda alguno. En el de hoy, vengo a hablaros del día que disfrutamos de París de noche. En primer lugar, deciros que disfrutamos de la noche parisina todos los días. Al ser invierno, a las cinco de la tarde ya estaba todo prácticamente a oscuras. Sin embargo, hubo un día concreto en el verdaderamente nos tomamos un tiempo para apreciarlo.

Primero, os quiero contar por qué ocurrió todo esto. Para ese día por la tarde, habíamos planeado dar un paseo en barco por el Sena y luego subir a la Torre Eiffel. ¿Qué ocurrió? En esa época, en París no hace buen tiempo y había llovido mucho. Había llovido tanto que el nivel del Sena había subido bastante y no se podía navegar. Asi que, nos quedamos sin barco. Tras lo ocurrido, fuimos hasta lo Torre Eiffel. Nuestra idea era subir andando por las escaleras porque consideramos que tiene más encanto. Evidentemente, hasta el segundo piso. Para subir al tercero es obligatorio coger el ascensor. ¿Qué sucedió? Parecer ser que a partir de determinada hora no es posible subir por las escaleras. Además, sólo se podía subir hasta el segundo piso. El tercero estaba cerrado. Bajo nuestro parecer, si puedes subir hasta el final, no merece la pena. Asi que, nos quedamos sin Torre Eiffel.

A pesar de todo, decidimos disfrutar de la noche. Estuvimos paseando por las orillas del Sena y el Trocadero. Toda la zona estaba iluminada y la Torre Eiffel estaba preciosa. Era un verdadera espectáculo. Como se suele decir, no hay mal que por bien no venga. Sin duda, fue uno de los momentos más bonitos del viaje.

noche 2

Abrigo: Zaful

Jeans: Forever 21

Botas: Bershka

Bufanda: Bershka

noche 3

Gracias por hacerme un hueco en vuestras vidas.

Deja un comentario